Eficacia Para Predecir La Mortalidad Intrahospitalaria En Niños Gravemente Enfermos Mediante La Evaluación De Los Niveles De Lactato En Sangre Al Ingreso

A continuación les presentamos el resumen del artículo escrito en inglés por Zhenjiang Bai, Xueping Zhu, Mengxia Li, Jun Hua, Ying Li, Jian Pan, Jian Wang y Yanhong Li con el título original “Effectiveness Of Predicting In-Hospital Mortality In Critically Ill Children By Assessing Blood Lactate Levels At Admission”, cuya traducción al castellano sería “Eficacia Para Predecir La Mortalidad Intrahospitalaria En Niños Gravemente Enfermos Mediante La Evaluación De Los Niveles De Lactato En Sangre Al Ingreso”. Este artículo se publicó en BMC Pediatrics 2014, 14:83

«Antecedentes: La Hiperlactatemia al ingreso es un factor de riesgo de mortalidad documentado en pacientes adultos críticamente enfermos. Sin embargo, la importancia predictiva de la mortalidad de una sola medición de lactato a la admisión en la población general de niños gravemente enfermos sigue siendo incierta. Este estudio evaluó el valor predictivo de los niveles de lactato en sangre a la admisión y determinó los valores de corte para predecir la mortalidad hospitalaria en la población pediátrica en estado crítico.

Métodos: Se incluyó a 1109 en niños críticamente enfermos que fueron admitidos en una UCI pediátrica entre julio del 2008 y diciembre del 2010. Se recogieron muestras de sangre arterial en las primeras 2 horas después de la admisión, y se determinaron los niveles de lactato. Las puntuaciones PRISM III (Pediatric Risk of Mortality o Riesgo de Mortalidad Pediátrica)  fueron calculadas durante las primeras 24 horas después de la admisión.

Resultados: De los admis 1109 niños ingresados, 115 (10,4%) fallecieron en el hospital. El nivel de lactato en sangre medio (rango intercuartil) en niños críticamente enfermos fue de 3,2 mmol/l (2.2-4.8). Entre los niños, 859 (77,5%) tenía una concentración de lactato >2,0 mmol/l. El nivel de lactato en sangre al momento del ingreso fue significativamente asociado con la mortalidad (probabilidad [OR] = 1.38; 95% intervalo de confianza [CI], 1.30-1.46; p <0.001), incluso después de ser ajustado por edad, sexo y gravedad de la enfermedad evaluada por PRISM III (OR = 1.27; p <0.001). El análisis de regresión multivariante mostró que un nivel de lactato en sangre elevado (OR = 1.17; 95% CI, 1.07-1.29; p = 0.001), una alta puntuación PRISM III (OR = 1.15; 95% CI, 1.11-1.20; p <0.001),  y una albúmina sérica baja (OR =0.92; 95% CI, 0.88-0.96; p <0.001) fueron factores de riesgo de mortalidad independientes en niños críticamente enfermos. El lactato en sangre consiguió un área bajo la curva ROC o Característica Operativa del Receptor (AUC) de 0.79 (p <0.001) para predecir la mortalidad que era similar a la de PRISM III (AUC = 0.82; p <0.001).  El “valor p” para la comparación de dos AUC fue de 0.318. El lactato en sangre mostró una sensibilidad del 61% y una especificidad del 86% para predecir la mortalidad en el valor óptimo de corte de 5.55 mmol/l, y los cocientes de probabilidad positivos y negativos fueron 4.5 y 0.45, respectivamente.

Conclusiones: Un nivel elevado de lactato en sangre a la admisión está independientemente asociado con y es predictivo de la mortalidad hospitalaria en la población general de niños gravemente enfermos.»

Haz click aquí para acceder al artículo original, escrito en inglés:

Effectiveness Of Predicting In-Hospital Mortality In Critically Ill Children By Assessing Blood Lactate Levels At Admission